Seleccionar página

¿Estás pensando en comprar una plancha de pelo?  ¿Sabes qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir una?

Una de las herramientas más útiles para el pelo, que tenemos casi todas las mujeres es una  plancha de pelo. A la hora de dar forma a nuestro cabello es la mejor aliada.
La accesibilidad de este invento ha hecho que otras formas de ondular el cabello, como los rulos, queden un poco relegadas.
En este artículo verás todo lo que necesitas saber para elegir la plancha de pelo que más te conviene.
qué tener en cuenta al comprar una plancha de pelo

  1. Materiales. ¿Qué materiales son los más idóneos? ¿Cuáles protegerán más el cabello? Como sabemos las placas de las planchas están en contacto directo con el cabello. Así pues el material de que estén compuestas será el que se encargue de cuidar en mayor o meno medida el cabello.
    En las planchas de gama media-alta se trabaja con cerámica. Este material tiene unas propiedades muy interesantes: mantiene el calor estable, gran durabilidad, resistencia… El cabello resbala por las placas y esto hace que la fricción sea mucho menor que con otros materiales.
    También en algunas planchas, la cerámica se combina con otros materiales para conseguir mejores resultados.
    Entre ellos destaca la turmalina, que logra un cabello más sedoso gracias a su capacidad para generar iones negativos. El calor que se desprende a través de la cerámica mezclada con la turmalina es también menos dañino.
    El mármol es otro de los materiales que puede estar mezclado con la cerámica.
    Por último destacamos el titanio, un elemento químico que aporta durabilidad a la plancha de pelo. Su ventaja es que las placas se calientan mucho más rápido que con otros materiales. Una sola pasada suele ser suficiente para dejar el cabello comos e desea. Genera el calor a través de infrarrojos, lo que resulta menos dañino que si se utilizase otra fuente de metal. Tiene mejor resultados que la cerámica ante tratamientos ionizantes.
  2. Longitud del cable: Parece una tontería, pero no lo es. Si no podéis salir nunca de viaje sin vuestra plancha de pelo lo entenderéis perfectamente. Y es que no en todos los sitios el enchufe está justo donde lo necesitamos. Una plancha de pelo con un cable largo nos dará mucha libertad.
    plancha de pelo
  3. Tamaño de las placas: La versatilidad de la plancha de pelo dependerá del tamaño de sus placas. Las de placas pequeñas sirven para viaje y también para dar forma a los flequillos más rebeldes.
    Las plachas anchas sirven casi exclusivamente para alisar el cabello. Si además de alisar el pelo, queremos que nos sirva para ondularlo, necesitaremos una con planchas largas y finas, como la Hair Contrast de la imagen. Gracias a sus placas XXL es de las más versátiles.
    plancha de pelo hair contrast
  4. Temperatura que alcanza: Las planchas de pelo van en términos generales de los 80º a los 230º. Hay algunas que se mantienen fijas en un par de temperaturas , como la GHD(Ej. 180º-190º) y otras que pueden personalizarse más. Tendrás que tener en cuenta varios factores como qué tipo de cabello tienes. Para cabellos finos necesitarás menos calor que para los gruesos… Lo ideal es poder disponer de varias temperaturas e ir probando cuál es la que más le conviene a tu cabello.
  5. Cuánto le dura calentarse: Muy importante sobre todo si quieres darle un uso profesional. Cada vez la tecnología hace que se calienten más rápido. Las de alta gama suelen tardar entre 8 y 40 segundos.

 

¿Ya sabes con estas pautas cuál te vas a comprar?